lunes, 9 de octubre de 2017

CALLOSA D'EN SARRIÁ - Los nómadas del desierto cautivan







Callosa d´en Sarrià
Los nómadas del desierto cautivan
Las tropas de la Media Luna y los capitanes derrochan elegancia y suntuosidad durante la Entrada de Moros y Cristianos

Redacción 09.10.2017 | 02:04
Las tropas de la Media Luna y los capitanes derrochan elegancia y suntuosidad durante la Entrada de Moros y Cristianos
Ver Galería
Los nómadas del desierto cautivan
Entrada Mora por las calles de Callosa d´en Sarrià que tuvo lugar ayer por la tarde.
Entrada Mora por las calles de Callosa d´en Sarrià que tuvo lugar ayer por la tarde. david revenga
Más fotos
Los festeros celebran la ofrenda floral en honor a la Mare de Déu de les Injúries que el sábado fue aplazada por la lluvia.
Las tropas de la Media Luna ofrecieron ayer una majestuosa Entrada por las calles de Callosa d´en Sarrià a través de un viaje desde el desierto de Arabia en uno de los días grandes de las fiestas de Moros y Cristianos. Los nómadas del desierto y los oasis de ensueño fueron la inspiración de un fastuoso desfile que abrió la filà Ligeros, liderados por el abanderado Vicente Bernardo García Roig con un boato que lució espectaculares trajes con los colores de la comparsa como protagonistas: el rojo, el blanco y el azul, y al ritmo de la marcha mora de Francisco Valor Llorenç, «Al-Mellat». El abanderado irrumpió por las calles de la villa sobre un palacete que derrochaba suntuosidad y elegancia.

Tras Guardia Negra, Guàrdia Negra Dones Marraskets, Beduines, La Llana, Granadinos, Granadines y El Cordó, que ofrecieron un gran espectáculo lleno de magia y fantasía, llegó el boato de la capitanía mora de este año protagonizada por la filà Beduinos que lució trajes de ensueño, confeccionados en el mismo Marruecos, y que evocaron la vida beduina del desierto con detalles en rojo, verde y negro, los colores de la comparsa. El capitán Lucas Ferrando Blanquer, junto a la capitana Mónica Torregrosa Martínez, y la capitanía infantil María Ferrando Torregrosa y Víctor Ferrando Torregrosa, sorprendieron desfilando en una soberbia carroza, trasformada en un majestuoso castillo sobre la arena del desierto.

Antes de comenzar el desfile moro, a primera hora de la tarde, tuvo lugar el baile de «Les Pastoretes al Ángel» y los niños tuvieron también su protagonismo por la mañana en su propia Entrada Infantil, dejando patente que la continuidad de la fiesta está garantizada. Igualmente, a primera hora de la mañana, se celebró la ofrenda floral y posterior misa en honor a la Mare de Déu de les Injuries, actos que tuvieron que ser suspendidos el sábado como consecuencia de la lluvia caída a primera hora de la tarde y que dejó casi 16 litros por metro cuadrado.

Programa de hoy
Entre los actos programados para hoy lunes destacan el concurso del Baile Moro que tendrá lugar a las 12.30 horas en la plaza del Convent, el Tiroteo a las 16.15 horas, la Embajada Mora a las 17.00 horas, y la procesión en honor a la patrona a las 20.00 horas.



(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

CREVILLENT - La entrada cristiana hace vibrar a la población con una noche especial sobre la reconquista de Granada, momento histórico para el bando de la cruz





La tregua llega a Crevillent
La entrada cristiana hace vibrar a la población con una noche especial sobre la reconquista de Granada, momento histórico para el bando de la cruz

Julio Pérez 09.10.2017 | 03:30
Moros y Cristianos de Crevillent
Ver Galería
La tregua llega a Crevillent
El capitán cristiano, José Francisco Rovira Juan, y la princesa de este año, Gema Adán Ferrández, en la carroza que daba por finalizado el boato del bando de la cruz.

El capitán cristiano, José Francisco Rovira Juan, y la princesa de este año, Gema Adán Ferrández, en la carroza que daba por finalizado el boato del bando de la cruz. MATÍAS SEGARRA
Más fotosFotos de la noticia
Las bandas de música y los diferentes espectáculos vistieron el boato de manera impresionante y mágica.
La entrada cristiana conquistó a Crevillent con un boato que dejó maravillados a todos los asistentes, con una de las historias que fueron un punto de inflexión para los cristianos de aquella época. La reconquista de Granada, en una reinterpretación especial para el desfile, fue el tema principal de la representación espectacular que realizó el bando de la cruz. La comparsa Dragones de San Jorge, que es la que ostenta la capitanía de este año en el bando cristiano, organizó y narró este relato, a modo de historia, en el que se inspiraron, una vez más, por ser el conflicto entre moros y cristianos.


Sin embargo, el bando de la cruz no quiso centrarse en el acto bélico que se propició en aquella época. En este sentido, y según Pedro Rabadán, de la comparsa organizadora, quisieron escenificar la tregua final de la guerra, tras la victoria cristiana. Por eso, en vez de mostrar agresividad y actuaciones bélicas, ofrecieron a los asistentes la cara alegre por haber llegado al final de los problemas. Los cristianos portaron la capitanía con un ímpetu que se trasladó en su boato e hizo sentirse parte de la historia a todos los espectadores de la entrada. El capitán, José Francisco Rovira, junto a la princesa de este año Gema Adán, pasearon en una carroza que dio por finalizada la entrada cristiana de este 2017.

Las galas de la época y los maquillajes impresionaron en la primera parte del desfile, que recreó cómo los crevillentinos, al paso de los reyes católicos por este municipio, se pusieron al servicio de sus majestades y partieron a colaborar con la reconquista de la localidad granadina.

Así, fue un largo desfile por el que pasaron más de mil personas, según la organización de la entrada cristiana. Diez bandas de música repartidas por todo el trayecto, así como los coros, los bailes y los animales hicieron el recorrido en armonía. En este sentido y junto con los espectáculos, la magia medieval llegó a traspasar la piel de los crevillentinos en un boato majestuoso, mágico y brillante.

En este proceso, de interpretación libre de la historia, llamó la atención la actuación de las bailarinas, así como sus danzas. Asimismo, también se realizaron espectáculos con fuego y percusión, entre otros. Las bandas de música acompañaron en todo momento a las diferentes exhibiciones y dotaron al boato de la intensidad necesaria para animar el evento.

Cinco espectáculos trasladaron ayer a Crevillent a otra época. Las vestimentas fueron uno de los puntos más llamativos del desfile. Los grupos de danza, especialmente, lucieron galas cargadas de decoración, así como las escuadras que recrearon los trajes primitivos de la comparsa.

La segunda actuación corrió a cargo de la «Muixaranga d'Algemesí». Este grupo hizo referencia a la tradición valenciana. El tercer acto es un ballet de Alcoy, titulado «Yeguada de los vientos del sur», con espectáculo de caballos incluido. Las expresiones y los movimientos se trasladaron a un público que vivió desde dentro todas las actividades. De este modo, el boato siguió con el paso de un espectáculo coral a cargo de la Coral Crevillentina. En este sentido, este boato fue acompañado por una banda de música y por la princesa infantil 2017, Gema Mallol. Este acto tuvo la presencia de una armadura de dragón gigante e interpretaron una pieza llamada «El nacimiento del dragón», de origen noruego. En el último espectáculo entró en escena un elemento fundamental: el fuego. En esta representación colaboraron un ballet de comparsistas del bando cristiano Dragones de San Jorge. Malabaristas, escupe fuegos y una cabeza de dragón ardiendo pusieron la guinda a este boato tan espectacular.

Final
Un baile de percusión dio entrada al último acto. La princesa 2017, Gema Adán Ferrández, y el capitán José Francisco Rovira, dieron por finalizada la entrada cristiana de las fiestas de Moros y Cristianos de Crevillent. Fue la parte más épica, donde el bando cristiano lució triunfante su poderío. Hoy siguen las actividades que mantienen a Crevillent en una indefinida celebración.


(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

CALLOSA D'EN SARRIÁ - Las tropas cristianas desafían a la lluvia






Callosa d'en Sarrià
Las tropas cristianas desafían a la lluvia
El chaparrón obliga a aplazar a hoy la ofrenda a la Mare de Déu de les Injúries y retrasa el inicio de la Entrada pero no impide que el capitán del bando de la cruz despliegue su boato

Redacción/ A. T. / A. V. 08.10.2017 | 12:19
Desfile cristiano en las fiestas de Callosa d´en Sarrià
Ver Galería
Las tropas cristianas desafían a la lluviaDAVID REVENGA
Arrancan las fiestas de Callosa d´En Sarrià
Ver Galería
Las tropas cristianas desafían a la lluvia
Las tropas cristianas desafían a la lluvia
Las tropas cristianas desafían a la lluvia
Las tropas cristianas desafían a la lluvia
Más fotosMás vídeosFotos de la noticia
«L'Arrancà» marca el inicio de las fiestas en una abarrotada plaza.
Música, «pastoretes» y tropas cristianas, imponiéndose a una lluvia que aguó parte de la fiesta pero que no consiguió deslucirla. Callosa d'en Sarrià vivió ayer su primer día de las fiestas de Moros y Cristianos con un programa algo alterado por el chaparrón que cayó sobre la localidad a primera hora de la tarde, y que dejó casi 16 litros por metro cuadrado. El chubasco obligó a aplazar la ofrenda a la patrona, la Mare de Déu de les Injúries, que se realizará en la mañana de hoy. Además, hizo que el inicio de la Entrada se retrasara hasta poco después de las ocho de la tarde. Pero aún así, el bando de la cruz pudo desplegar todo su esplendor durante el desfile.

La jornada comenzó con el guión previsto, y también con la expectación esperada, con el acto de «L'Arrancà». A mediodía, en medio de una abarrotada plaza de España, los festeros de ambos bandos, vecinos y visitantes esperaban el pistoletazo de salida de los días grandes. «Dolçainers y tabaleters», acompañados del volteo de campanas, dieron inicio a los festejos. La música de xirimitas comenzó a sonar con los descendientes de la familia Boronat a los que a continuación se agregaron las collas del Pinyol y de l'Algar. Tras ellos, les siguieron todas las bandas de música que interpretaron al unísono el pasodoble «Callosa en Festes», del maestro Jose Vicente Asensi, que este año también dirigió el himno.

Hacia las dos de la tarde empezó a llover con fuerza, lo que impidió hacer la ofrenda floral a la Mare de Déu de les Injúries, que se debía realizar a las 16.15 horas. Este acto, junto con el traslado de la imagen desde la capilla hasta la plaza del Convent, se hará esta mañana si la meteorología no lo impide. También retrasó una hora el comienzo de la Entrada, aunque finalmente pudo hacerse tal y como estaba previsto.

El desfile se inició, como es tradicional, con los «nanos i gegants» y «pastoretes» para dar paso al boato del abanderado cristiano, Gaspar Brell Pérez, que hacía su aparición en una espectacular carroza presidida por una cabeza de león articulada y al ritmo de la marcha «Virtute Cristiana», compuesta expresamente para él por Miguel Sanchis Gregori. Tras el paso de las distintas filàs, la capitanía liderada por Vicente Juan Mestre Guardiola (Cavallers del Cid) se abría paso con una fastuosa carroza en la que se apreciaba el rosetón de la catedral de Burgos, acompañada por caballos y custodiada por una guardia personal femenina de ensueño.



(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)


CREVILLENT - Un boato con la vista puesta en el cielo

Crevillent
Un boato con la vista puesta en el cielo
La entrada mora, capitaneada por los Beduinos venció a la lluvia y enamoró a toda la localidad con un derroche de arte que trasportó a la ciudad al lejano oriente

Julio Pérez 08.10.2017 | 02:39
El Capitán Moro 2017, José Manuel Estela Quesada, cerró la programación de la Entrada Mora en una carroza y exhibió el poder del bando de la Media Luna.

El Capitán Moro 2017, José Manuel Estela Quesada, cerró la programación de la Entrada Mora en una carroza y exhibió el poder del bando de la Media Luna. MATÍAS SEGARRA
Fotos de la noticia
Una noche colorida y animada. La comparsa mora Beduinos, que ostenta la capitanía durante este año, conquistó ayer a los crevillentinos con una espectacular ceremonia que trasladó el Oriente más encantador a las calles de la localidad. Danza, música y representaciones de fuego lucieron por encima del miedo a la lluvia.
La comparsa Moros Beduinos fue anoche la protagonistas en las fiestas de Moros y Cristianos de Crevillent, declaradas de Interés Turístico Nacional. Los beduinos, que ostentan la capitanía durante este año, ofreció una entrada apasionante en la que transportaron a los crevillentinos a Oriente, ofreciendo con su boato un escenario maravilloso lleno de colores y elementos originales. La lluvia no logró vencer a la fuerza de la Media Luna, y muchos salieron a la calle, paraguas en mano, para disfrutar del desfile.

El capitán moro, José Manuel Estela Quesada, de la comparsa Beduinos, cerró este multitudinario desfile donde lució sus mejores galas, derrochó arte y demostró todo su poder.

Este boato estuvo basado en un cuento titulado «Sueños». Este relato fue inspirado en la historia del Capitán Moro y la Sultana 2017. El protagonista del cuento ayuda a una doncella cristiana a conocer la esencia de los Beduinos, quienes basan su cultura en los cuatro elementos fundamentales, que son el agua, el fuego, el aire y la tierra. En este sentido, la entrada de anoche quiso escenificar ese aspecto cultural de los Beduinos. El público quedó enmudecido ante esta celebración. El sonido de las marchas moras y el colorido de las indumentarias, así como los cuidados maquillajes característicos para la ocasión, cautivaron a los espectadores que abarrotaron las calles para presenciar el desfile.

Asimismo, tan importante fue la música interpretada en la entrada mora, como las diferentes exhibiciones que se realizaron. Por ejemplo, para interpretar al primer elemento de la cultura mora, el agua, la melodía acompañó a los números de danza, entre ellos los de ballet, o la Fila Especial de los Romanos Maseros, que llevan desfilando en los boatos de Crevillent desde 1991. Todas las representaciones dejaron embelesados a los espectadores y los trasladaron a otra época.

En este sentido, seis bandas de música se encargaron de interpretar y amenizar el magnífico paso de las marchas moras, a lo que hay que añadir distintos espectáculos, como varios de percusión, que contribuyeron también a traer los sonidos de Oriente a la localidad crevillentina.

Los encargados de abrir los numerosos boatos programados ayer fueron los abanderados, tanto infantiles como mayores, del bando moro y, además, un grupo de mujeres y cargos festeros que representaron ediciones anteriores. La entrada del bando de la Media Luna fue intensificándose a medida que avanzaba la noche. Los siguientes números en aparecer en escena fueron distintos espectáculos que dieron comienzo al segundo de los cuatro elementos, el fuego. Una de las piezas que se realizaron resultó ser muy impactante, ya que el conjunto que se creó entre el fuego, los instrumentos de percusión de la carroza, el baile que realizaron y la pintura de barro que les viste creó un escenario muy vistoso y bonito de disfrutar.

Más adelante, se agruparon diversas formaciones, tanto masculinas como femeninas, siguieron mostrando este elemento. Un grupo de amigos del capitán y la sultana, con caballos portando banderas, y un conjunto de mujeres, amigas de ambos. Las dos escuadras formaron una procesión triunfal en la gran noche de las comparsas moras.

El elemento del aire estuvo representado por la danza y por unas bellezas beduinas que bailaron tras un camello batidor. A continuación, la escolta del Capitán. En primer lugar, los beduinos se trasladaron en dromedario, animal que representa la tierra y cierra el ciclo, siendo el cuarto elemento. El exotismo de Oriente y la bandera en telas de seda y bordada en cordón dorado, hizo que Crevillent pudiera «flotar» y sentir que estaban en otra época de la historia.

Las tropas del bando moro exhibieron todo su poderío en un recorrido exitoso que culminó su capitán, que cerró la gran caravana con una espectacular carroza. Y así terminó el cuento, desvelando la identidad de sus protagonistas: la sultana 2017, Rosalía Alarcón Izquierdo, y el capitán moro 2017, Jose Manuel Estela Quesada. La carroza que les llevó por las calles de Crevillent recordó a ese oasis en el que quedarán perpetuos, como también lo harán los cargos de la comparsa mora Beduinos.

Miles de personas, según la organización, acudieron a la entrada del bando de la Media Luna. En este sentido, los asistentes pudieron adentrarse en otra época de la historia, para así entender la cultura mora desde dentro. Una noche en la que los crevillentinos disfrutaron de las fiestas, y más concretamente del boatos programados. Una celebración especial para la localidad, donde la danza, los músicos y los comparsistas fueron los protagonistas. Además, tras la finalización de la Entrada Mora, prosiguieron las fiestas y atracciones con «Música en la calle», donde los asistentes pudieron bailar hasta la madrugada.

Turno para los Dragones
Hoy es turno de la comparsa Dragones de San Jorge. La entrada del Bando Cristiano dará comienzo esta tarde a las 18.30 horas, con la misma salida y recorrido que la banda mora.



(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

CREVILLENT - El bando de la cruz se apodera del Ra'is


El bando de la cruz se apodera del Ra'is
La primera embajada de la trilogía de Moros y Cristianos acabó con el rapto del estandarte moro y marca el inicio de sus celebraciones en

08.10.2017 | 00:58
El bando de la cruz se apodera del Ra'is
El bando de la cruz se apodera del Ra'is
Fotos de la noticia
Arrancan los festejos. Las fiestas de Moros y Cristianos de Crevillent dieron comienzo con la alegría de los más pequeños en la Entrada Infantil y con el fuego, la intensidad y la lucha en el Castillo Moro. La embajada al Ra´is se afianza en su nuevo formato y dio un espectáculo más marcado y con libertad de movimiento que el del año pasado.
El estallido de la fiesta de Moros y Cristianos ha entrado de lleno en Crevillent. En un año de especial trabajo por parte de la organización de las embajadas, las escuadras cristianas y las huestes moras han comenzado a disfrutar y afianzar la puesta en escena de sus actuaciones. El Castillo Moro se convirtió, una vez más, en el enclave que fue testigo del rapto al Ra'is en la embajada en la que el bando de la cruz ha desatado el enfrentamiento Moro y Cristiano en Crevillent. La representación del secuestro al Ra'is de la Villa es la primera parte, basada en la historia y la literatura, sobre la que se asientan parte de los pilares de las fiestas de Moros y Cristianos, de Interés Turístico Nacional.


En el espectáculo de anoche destacó una mayor libertad de movimiento de sus actores y un ritmo más marcado que en el año anterior. El motivo, las múltiples horas de ensayos que sus protagonistas han puesto para perfeccionar la escena. De hecho, en el último mes, las pruebas han sido constantes, según aporta la organizadora del acto, Mayte Pastor, quien destacó la disposición de los actores y su empeño por trabajar el acto. «El día previo estuvimos ensayando desde la tarde hasta pasada la medianoche, han trabajado mucho», destacó. La representación de las embajadas, símbolo de diálogo y la concordia en su desenlace final, fueron declaradas como Bien Inmaterial de Relevancia Local por la Generalitat Valenciana en 2010.

La noche rondaba a Crevillent en una jornada en que una gran luna, símbolo de las huestes moras, reinaba en el cielo de la villa. La velada apacible dio paso a un agravio inesperado para el bando moro en su fortaleza. Las doce comparsas de Moros y Cristianos se concentraron marcadas por la división.

El Castillo Moro izaba la bandera de la media luna. El narrador apareció entonces a pie, en el centro del escenario enmarcado por las tropas de Moros y Cristianos que se apostaban en la periferia y situó a los espectadores en la historia, una escena que se remonta al año 1256.

Las escuadras cristianas comenzaron a llenar la explanada acompañadas por una tensión creciente. La explanada, empezó a convertirse en un escenario de lucha con la entrada triunfal del embajador cristiano, Antonio Ferrández. Los paseos de las escuadras, con más libertad de movimiento destacaron en esta ocasión. El público pudo arropar desde más cerca a los personajes en sus entradas por segundo año.

Los cristianos pidieron que los moros rindieran pleitesía al rey Jaime I, algo que el bando de la media luna rechazó desde su atalaya. Los dos bandos se pusieron en ese momento en pie de guerra. Las batallas, de lucha profesional, obra del grupo Baluarte, pusieron la emoción al evento. Flechas y escudos con fuego se entremezclaron en la explanada mientra a lo alto, en el castillo Moro, se libraba la escaramuza entre el embajador cristiano y los guardianes del Ra'is. La lucha en el Castillo y en la explanada se saldó con el secuestro del Ra'is y la declaración de guerra entre Moros y Cristianos La recreación seguirá el próximo lunes con la embajada al Rey Jaime I. La trilogía festera empezó con la Entrada Infantil, donde los comparsistas más pequeños marcharon al son de pasodobles y marcaron el futuro de estas fiestas.


(NTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

CREVILLENT - abre los días grandes de Moros y Cristianos con la Embajada al Ra'is

Crevillent abre los días grandes de Moros y Cristianos con la Embajada al Ra'is
La Entrada Infantil será el acto previo a la escenificación del secuestro del jefe de la villa ante el Castillo del Moro

Sandra Murcia 06.10.2017 | 04:15
Crevillent abre los días grandes de Moros y Cristianos con la Embajada al Ra'is
Crevillent abre los días grandes de Moros y Cristianos con la Embajada al Ra'is
Crevillent comienza hoy con los días grandes de sus fiestas de Moros y Cristianos, de Interés Turístico Nacional. La apertura de los actos festeros darán comienzo esta tarde, a las 18.30 horas, con la Entrada Infantil, donde los comparsistas más pequeños desfilarán desde el parque Telmo Vela hasta la plaza de la Constitución. Después será el turno de la Embajada al Ra'is. Las comparsas se concentrarán a partir de las 20.30 horas en la plaza de la Constitución para participar en este acto. Ante el Castillo Moro de Crevillent, las huestes cristianas, con su embajador al frente, secuestrarán al Ra'is de la Villa alfombrera, este año interpretado por el alicantino Antonio Sánchez. Esta escenificación provocará la guerra entre Moros y Cristianos, cuyos actos durarán hasta el lunes 9 de octubre. Mañana será el día del bando moro, el domingo 8 de octubre será el turno del bando cristiano y el 9 de octubre se celebrarán los alardos y la Embajada al Rey Jaume I. Esta noche, además, habrá revista de variedades en la Casa de Cultura y música en las calles a partir de la medianoche.



(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)

COCENTAINA - El Gobierno cita a la UNDEF para estudiar cambios en el reglamento de la pólvora

El Gobierno cita a la UNDEF para estudiar cambios en el reglamento de la pólvora
El subdirector general de Minas se reunirá con la presidenta de la entidad - Ha habido una fuerte caída de la participación en los actos de arcabucería

M. Vilaplana 05.10.2017 | 03:06
Imagen de la reunión celebrada en la sede de la UNDEF en septiembre.

Imagen de la reunión celebrada en la sede de la UNDEF en septiembre. juani ruz
Fotos de la noticia
El Gobierno Central va a recibir a la Unión Nacional de Entidades Festeras (UNDEF) con el objetivo de estudiar la posibilidad de introducir cambios en la nueva normativa de la pólvora. El subdirector general de Minas se reunirá la próxima semana en Madrid con la presidenta de la entidad, Pepa Prats, quien le trasladará las reivindicaciones del mundo de la Fiesta tras la fuerte caída de la participación registrada en los actos de arcabucería de la mayor parte de municipios que celebran Moros y Cristianos.

Tal y como ha venido informando este diario, la sede de la UNDEF en Cocentaina acogía el pasado 14 de septiembre una reunión de representantes festeros de diversos municipios con el diputado Óscar Gamazo, a quien le hacían entrega de un manifiesto solicitando la modificación de la normativa.


Entre las cuestiones que preocupan figura la obligatoriedad de trasvasar la pólvora a las cantimploras en el mismo lugar de reparto, lo que en opinión de la UNDEF generará situaciones de alto riesgo, por cuanto obliga a que un número importante de personas se encuentre manipulando grandes cantidades de explosivo durante largos períodos de tiempo y en un espacio cerrado.

También se piden cambios en el período máximo que se señala a los participantes para almacenar la pólvora distribuida, lo que obliga a realizar un segundo reparto con problemas de operatividad y un aumento sustancial del precio del explosivo.

El diputado se comprometió a gestionar un encuentro con responsables del Ministerio, y éste llegará la próxima semana, según ha manifestado a este diario la presidenta de la UNDEF, Pepa Prats. Según sus palabras, «estamos contentos de que hayan reaccionado con rapidez, porque es un problema que debe ser abordado con urgencia. Esperamos que sean sensibles a nuestras reivindicaciones, porque está en juego nada menos que el futuro de uno de los actos más importantes, si no el que más, de nuestras Fiestas de Moros y Cristianos».


(NOTICIA Y FOTO PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)